miércoles, 6 de agosto de 2014

Duendes de la talla XL

Después de estar toda la mañana y parte de la tarde de compras, por fin he llegado a casa y lo primero que estoy haciendo es dejar mi frustración en este post. Como ya he dicho en varias ocasiones soy una chica XL, sin complejos y muy feliz con mi cuerpo, pero cuando llega el momento de ir de compras, que no suele ser muy a menudo, la rabia crece según pasan los minutos. Salgo de casa y voy directa a las tiendas que más me gustan y donde se que hay ropa de mi talla, encuentro la camiseta perfecta o el pantalón perfecto, pero cuando busco mi talla XL, ¡Nooo! Ya no quedan, toooodas las demás tallas están, pero resulta que la XL, agotada. Me digo mentalmente que no pasa nada, pero una y otra vez me sucede lo mismo. Le pregunto a la dependienta, muy amable y con una gran sonrisa si tienen más XL de una prenda o de otra, pero siempre es NO. Entonces se que ha llegado el momento de marcharme y seguir buscando la gran desaparecida talla XL, que antes siempre estaba y que ahora ya no.
Mi amiga y yo nos vamos definitivamente a tomar un café, después de haber comprado una o dos cosas en varias horas y las conclusiones que sacamos son tres.
Una: O la gente ha engordado y ahora se compra más ropa XL, por lo que pediría a las marcas de ropa que hagan más.
Dos: Como no somos tantas las personas XL, hacen menos tallas y se terminen antes, a lo cual diría que están perdiendo dinero, porque una servidora, nunca encuentra su talla XL y me imagino que le pasará a más chicas como yo.
Tres: Los duendes de la talla XL, se lo esta quedando todo, les hago una solicitud para que compartan con las demás.

Puede que haya muchas más opciones, pero tampoco me voy a poner a analizar todas una a una, lo único que quería hacer era desahogarme. Aaaaahhh!! y pedirle a los duendes de las tallas XL, que las dejen en su sitio, para la próxima vez que salga de compras, gracias. :)

No se si os habrá pasado lo mismo, si es así, comentarlo.

Muakas.